Vivimos por ellos
Existimos gracias a ti!

Historia

En 1995 quien era entonces Arzobispo de Santiago, Monseñor Carlos Oviedo, creó la Fundación Nuestra Señora de Guadalupe a través de un decreto del Arzobispado. El objetivo era brindar becas a jóvenes que deseaban continuar con sus estudios, pero que no tenían los recursos económicos para hacerlo. Durante cinco años, la fundación pudo beneficiar a muchos jóvenes gracias a las becas que se entregaron.

No obstante, la realidad en la cual vivía un grupo de niños cercanos a la Fundación, quienes constantemente se veían vulnerados en sus derechos hizo que se tomara una nueva decisión. El 19 de enero del año 2000 se decidió fundar una casa de acogida para niños, niñas y jóvenes en situación de vulnerabilidad. La iniciativa recibió el nombre de Hogar Estudiantil Cardenal Carlos Oviedo, en honor al Cardenal Arzobispo de Santiago, quien siempre brindó su apoyo a la idea.

Desde entonces, los niños han llegado al hogar por orden de los Tribunales de la Familia cuando han sido transgredidos sus derechos, es decir, han vivido abandono, negligencia, maltrato físico grave, menos grave, psicológico y vulneraciones de connotación sexual. Cualquiera de estas vivencias deja importantes secuelas en ellos, lo que hace necesario poner en práctica estrategias de intervención multidisciplinarias, entre ellas: atención médica, asesoría judicial, escolar, psicológica, siquiátrica y social, las que son brindadas por nuestra institución.

Durante el año 2002 la institución dejó de ser una fundación canónica para convertirse en una fundación civil, dependiente del Ministerio de Justicia.Según se indica en decreto Nº 925 del 8 de octubre del 2002, del Ministerio de Justicia, publicado en el diario oficial Nº37.395 de fecha 29 de octubre del 2002, es una entidad civil, sin fin de lucro.  Actualmente la inscripción en el Registro Civil es el N °10794

Con la creación de la Fundación Civil se nos abren muchas oportunidades para recibir donación acogidas a Leyes de Donación y presentar proyectos civiles.