Vivimos por ellos
Existimos gracias a ti!

Qué Hacemos

El Hogar Estudiantil Cardenal Carlos Oviedo es una opción para aquellos niños, niñas y jóvenes que no tienen posibilidades de volver a integrarse a sus familias, por situación de abandono o porque la situación por la que se decretó la medida de protección es permanente.

Los 15 casos que atendemos en la actualidad son de larga permanencia, es decir, todos viven en el hogar por muchos años, pudiendo ser incluso gran parte de sus vidas. Esta situación nos obliga como institución a trabajar junto con ellos en un proyecto de vida, que les permita convertirse en personas felices y realizadas, que sean un aporte a la sociedad, superando de esta forma las experiencias difíciles que los llevaron a estar internos o internas en una residencia.

Contamos con una casa propia en la que viven nuestros niños, obra que pudimos levantar gracias a la cooperación y el esfuerzo de nuestros socios y colaboradores, y que nos permite entregarles una acogida familiar y afectiva que ellos necesitan.